miércoles, 16 de mayo de 2012

Costumbrismo ocasional


A veces se publican involuntarios buenos artículos costumbristas: he aquí uno:

En la segunda noche del 15-M en Sol la Policía desalojó a los indignados después de una pelea con arma blanca entre un magrebí presumiblemente drogado y un manifestante.

Este último se llevó la peor parte: un corte de 15 centímetros en el cuello, pese a lo cual inmediatamente los indignados comenzaron a repetir que el herido había provocado la agresión como maniobra de distracción para facilitar el desalojo, que se produjo ipso facto.

En la asamblea general del día siguiente se leyó un comunicado -muy aplaudido por cierto- en que se acusaba a la víctima de "policía infiltrado", se apuntaba como explicación que "nunca en toda la noche se quitó la careta", y se llamaba a los indignados a vigilar a su alrededor para evitar "agentes desestabilizadores".

Amigos del presunto espía buscaron durante el lunes a periodistas por Sol para dar voz a su compañero: "En absoluto es ningún policía, somos miembros de Anonymous, algunos de los cuales hemos viajado hasta aquí sólo para ver la cuna del 15-M... Y luego nos hemos encontrado con esto. Sol no es representativo del 15-M, eso seguro", decía uno de ellos.

El herido, al que le dieron 24 puntos en la Fundación Jiménez Díaz, se hace llamar en internet Comando Anónimo. Dice ser "administrador y creador de una de las páginas de Facebook no oficiales de Anonymous España", y llevar trabajando para la red de 'hackers' "muchos años, cuando Anonymous era Anonymous, hoy hay 1.000 personas pero son casi todo spammers, sólo valen 10".

Lo primero, la indignación: "Por supuesto que no soy policía, como no lo es ninguno de mis compañeros. Somos activistas con muchos años a la espalda, y es de risa que por llevar las caretas nos acusen de infiltrados. Además, yo me quité la careta muchas veces en las seis horas que estuvimos allí: me tomé una coca cola y una cerveza, y me fumé un cigarro y un porro".

Obviamente no tiene carné de su pertenencia a Anonymous, pero expone su participación "en operaciones con mucha repercusión social, mucha más que algunas que hacen ellos. De hecho, del impacto de una operación nuestra como Sócrates sale la idea de crear Democracia Real Ya: querían tener nuestro impacto, pero sin caretas".

Su encuentro con el magrebí que a la postre le apuñaló y que estuvo toda la noche interrumpiendo y dificultando la asamblea lo narra así: "El tipo estaba tan nervioso y pesado que me lo llevé a tomar una cerveza. Le compré una lata y con nosotros se reía. Pero de pronto se daba la vuelta y empezaba a gritar: '¡Sahara libre! ¡Sahara libre!'. Estaba de la olla".
A las 5.55 horas se produjo la trifulca: "Le dije que podía gritar más que él, y empecé a hacerlo. 

Acabamos forcejeando, me pegó un golpe en la careta y, cuando la gente me agarró gritando que no nos peleáramos, me arreó un puñetazo en la cara que todavía me duele. Entonces me dijo: 'Ven que te voy a matar', se metió la mano en el bolsillo y vi de refilón el culo de un cúter".

"Me di la vuelta, cogí una pala de los barrenderos y le pegué dos palazos. Ahí otra vez me agarró la gente, y él me pegó tres cortes en el cuello, zas, zas, zas. Me llevé la mano a la nuca y la vi ensangrentada. En ese momento se llenó todo de sirenas. Mientras aparecían los policías, uno de la asamblea me señalaba y gritaba: '¡Policía infiltrado herido! ¡Policía infiltrado herido!'".
Asegura que denunciará en un juzgado al magrebí "porque esto es homicidio en grado de tentativa", pero más que los puntos le duele "que la gente nos esté llamando a mí y a mis amigos policías. ¿Cómo coño se les ocurre? Yo estuve en el Hotel Madrid, en la liberación de ese espacio, hemos hecho un montón de cosas por el 15-M y ahora nos vienen con esto".
"Además, por defender una asamblea. En el 15-M no saben controlar una asamblea. No se pueden hacer en Sol. Vienen demasiados ciudadanos a gruñir, delincuentes, borrachos descalzos... Las asambleas deberían hacerse cerradas y con control, si no se llenan de flipaos y borrachos", explica.

¿Va a hablar con los responsables de Acampada Sol? "No tengo que arreglar nada con ellos, no tenemos que convencer a nadie, nosotros somos Anonymous España y punto. Que vengan ellos a hablar con nosotros"