domingo, 16 de septiembre de 2012

Blade runner


Del ocurrente Mudo, en Qué nos queda (aquí)

PRIMERA SECUENCIA:

Sobre fondo negro y sin música:

"A principios del siglo XXI, The T-R Corporation desarrolló un nuevo tipo de artefacto económico en forma de crédito - hipotecas virtualmente idénticas a las del siglo XX, aunque concedidas a cualquiera que creyera poder pagarlas - conocido como préstamos subprime. 
Los préstamos subprime eran superiores en fuerza y agilidad, y al menos iguales en inteligencia a los economistas que los crearon. En el espacio exterior al estadounidense, los préstamos subprime fueron exportados para la urbanización, exploración y colonización de otros países.
Después de la sangrienta explosión de estos artefactos en diferentes países y colonias siderales, los préstamos subprime fueron declarados proscritos en la Tierra, los ciudadanos a los que se les habían concedido enviados a la ruina y los bancos saneados con dinero público.
Brigadas especiales de economistas - con el nombre de inversores y tecnócratas - tenían órdenes de tirar a matar a los países que se hubieran incorporado más tarde al Estado de Bienestar y en los que las subprime, y sus diferentes mutaciones, hubieran calado más hondo. 

A esto no se le llamo ejecución. 
Se le llamó rescate."