miércoles, 5 de septiembre de 2012

Novedades científicas trascendentales

Empieza una nueva época para la ciencia y acaso incluso un cambio de paradigma. Averiguamos hace poco que el espacio no está vacío, sino lleno de rasposos y gordos bosones. Ahora han descubierto la primera prueba directa de la existencia de materia oscura: una radiación sincrotónica del centro de la Galaxia, donde esta materia es más abundante y, por tanto, puede interactuar con más facilidad, ya que no se casa con casi nada. Por lo visto está compuesta de partículas superpesadas y tan nobles que ni siquiera interactúan entre ellas, cuanto más con la materia corriente a la que empapa y traspasa formando campos extensísimos. La radiación está formada por los electrones y positrones que provocan sus difíciles y rugosos roces en el multiverso. Otra novedad tremenda es el desvelamiento de la estructura íntima del genoma humano: ya no se conocen sólo los genes actores de la película, sino también la mayoría del equipo técnico y su función. Por otra parte, el cáncer está contra las cuerdas y la Espintrónica hará más eficiente el almacenamiento de información en dispositivos y dará más velocidad a las computadoras; puede incluso que reduzca a la mitad el consumo eléctrico, si es cierto lo que promete el premio Nobel Albert Fert. Nuevos materiales como el grafeno, el siliceno y otros aún más sorprendentes prometen un futuro tecnológico difícil de imaginar y la investigación de las células madre y la medicina reconstructiva empezarán a dar sus primeros frutos en años que seguirán.