domingo, 27 de enero de 2013

Parecidos razonables


Quentin Tarantino, un Lucifer de videoteca.
Amy Martin, la Leire Pajín del refinamiento.
Audrey Hepburn, una Nefertiti con solitaria que cena una alita de pollo y hoja de lechuga.
El PP, el heredero legítimo del Franquismo.
El PSOE, el heredero bastardo.
España, ni siquiera una Italia: Marruecos con mala conciencia europea.
Rajoy, un notario que flota como una tapadera sobre el Vesubio de la mierda.