viernes, 4 de enero de 2013

Una hambruna en 1781 en La Mancha


Em 1781 la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Madrid organizó un concurso literario para premiar la mejor idea para combatir la mendicidad callejera y voluntaria; una de las ideas esgrimidas fue la construcción de hospicios, y Lorenzana auspició la construcción de dos, uno en Toledo y otro en Ciudad Real, que empezó en 1784 y terminó de construirse en 1788, reuniendo los fondos de las distintas obras pías de la ciudad y del propio Lorenzana. He encontrado la evidencia histórica de una hambruna en La Mancha en 1781 en Correo de Murcia, núm. 167 (12 de noviembre de 1793), p. 166:

"Cuando hubo hambre en 1781 en el Reino de Murcia, el obispo Manuel Rubín de Celis trajo trigo desde Italia:

¡Ah, con cuánto pesar y sentimiento
las gentes infelices de La Mancha
que buscaron su asilo en aquel caso
en míseras colonias trasladadas
recibirán noticia tan adversa
atendrán la relación ingrata
de suceso tan lúgubre y funesto,
de suerte tan sensible y desgraciada!

Sabida cosa es que casi igualaron el número de los ciudadanos las numerosas cuadrillas de manchegos que acudieron a Murcia buscando el socorro del obispo piadoso, y todos hallaron consuelo"