viernes, 5 de diciembre de 2014

Constitución Española de 2014

La Constitución Española de 2014

Ángel Aguas, miciudadreal - 7 diciembre, 2013:

 Adaptación de la Constitución Española de 1978 a la realidad más hiriente del tiempo actual.

PREÁMBULO

El Gobierno español del Partido Popular, deseando establecer la arbitrariedad jurídica, la libertad bancaria y macrocorporativa y la mayoría silenciada, y promover el bien de cuantos lo integran, así como el de sus familias y el de sus amos económicos, en uso de su mayoría absoluta en las Cortes, proclama su voluntad de:

Garantizar la apariencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a la desigualdad económica y social.

Consolidar un Estado de Derechas que asegure el imperio de su ley y de la deuda como expresión de la voluntad del dinero.

Proteger a todos los españoles y pueblos de España de la tentación de ejercer los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones.

Proteger del progreso de la cultura y de la economía a todos para asegurar una brecha insalvable de desigualdad social.

Establecer una sociedad decimonónica avanzada, y

Colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones imperiales y de eficaz desconfianza entre todos los pueblos de la Tierra.

En consecuencia, las Cortes aprueban y el pueblo español soporta la siguiente

CONSTITUCIÓN

Artículo 1

1. España se constituye en un Protectorado neoliberal y tecnocrático de Derechas, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico el control social, la arbitrariedad, la regresividad y el monoteísmo político.

2. La soberanía nacional reside en la Troika, integrada por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco de Alemania, de la que emana el poder de la Deuda.

3. La forma política del Estado español es la Monarquía irresponsable.

Artículo 2

La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, y reconoce y garantiza el derecho de las regiones a buscarse la vida como puedan al margen de la solidaridad entre ellas.”
Hasta aquí la primera página. Sírvase el lector de continuar este ejercicio de sinceridad