martes, 10 de marzo de 2015

Supersticiones manchegas. El peñón del callejón de Treviño

"Entonces desapareció el estrecho callejón de Treviño, en cuya entrada un gran peñón impedía el tránsito de carruajes, que viejas fanáticas me contaron cuando yo era niño que la piedra había volado muchas veces; que, debajo, habitaban brujas; que se presentaba la Encantada en la mañana de San Juan; que se cerraba el callejón varias noches, y otros miles despropósitos". (Joaquín Gómez, Historia de la ciudad de Ciudad Real... ed. facsímil, vol. I, 2010, ff. 298v - 299r