miércoles, 13 de mayo de 2015

Shyamalan reformador educativo

Shyamalan, el famoso director y guionista de El sexto sentido, el protegido y Señales, estudió de pequeño en un centro privado episcopal elegido por sus padres por sus métodos estrictos a pesar de no profesar esa religión y hoy está volcado en el proyecto de acabar con la desigualdad educativa en Estados Unidos. Tras cinco años de investigación, publicó en 2013 I Got Schooled. The Unlikely Story of How a Moonlighting Movie Maker Learned the Five Keys to Closing America’s Education Gap (Simon & Schuster), un libro con sus recetas para arreglar un sistema ineficiente e injusto. “Podría estar hablando de ello durante horas”, asegura, y lo hace con igual o más pasión que de cine. Pero los 20 minutos estipulados para la entrevista llegan a su fin, así que solo da los titulares de sus claves: despedir a los peores profesores, que los niños pasen más tiempo en las aulas, construir centros más pequeños, que los maestros y directores tengan feedback y que las funciones de estos últimos estén más centradas en la mejora de la enseñanza que en cuestiones administrativas. “Me costó mucho entenderlo. Y ahora enseño a profesionales y políticos sobre lo que hay detrás de los datos. Incluso me siento mal cuando lo aparco para volver a las películas”