jueves, 24 de marzo de 2016

Dichos de Jesús que no aparecen en los Evangelios

El evangelio más antiguo y que contiene más logia de Jesús no ha sido admitido aún por la Iglesia católica: es el Evangelio de Tomás. La mayoría de los filólogos coinciden en que es el único evangelio apócrifo que es fuente directa de Jesús. Y ciertamente contiene muchos elementos de elevada filosofía moral. He aquí una selección

Jesús dijo: «Haceos transeúntes». [42]

«Si no ayunáis del mundo, no encontraréis el Reino.» [27]

Le preguntaron sus discípulos diciéndole: «¿Quieres que ayunemos? ¿Y de qué forma hemos de orar y dar limosna, y qué hemos de observar respecto a la comida?». Jesús dijo: «No mintáis ni hagáis lo que aborrecéis, pues ante el cielo todo está patente, ya que nada hay oculto que no termine por quedar manifiesto y nada escondido que pueda mantenerse sin ser revelado». [6]

«Quien haya encontrado el mundo y se haya hecho rico, ¡que renuncie al mundo!» [110]

«Si tenéis algún dinero, no lo prestéis con interés, sino dádselo a aquel que no va a devolvéroslo.» [95]

Dijo Jesús: «Ama a tu hermano como a tu alma; cuida de él como a la pupila de tus ojos». [25]

«Si dos personas hacen la paz entre sí en esta misma casa, dirán a la montaña: “¡Desplázate de aquí!”, y ella se desplazará.» [48]

Simón Pedro les dice: «Que María salga de entre nosotros, pues las hembras no son dignas de la vida». Jesús dice: «He aquí que le inspiraré a ella para que se convierta en varón, para que ella misma se haga un espíritu viviente semejante a vosotros varones. Pues cada hembra que se convierte en varón, entrará en el Reino de los Cielos». [114]

Jesús les dijo: «Cuando hagáis de los dos uno, y hagáis el interior como el exterior y el exterior como el interior y lo de arriba como lo de abajo, y cuando establezcáis el varón con la hembra como una sola unidad de tal modo que el hombre no sea masculino ni la mujer femenina, cuando establezcáis un ojo en el lugar de un ojo y una mano en el lugar de una mano y un pie en el lugar de un pie y una imagen en el lugar de una imagen, entonces entraréis en el Reino». [22]