miércoles, 9 de noviembre de 2016

La fortuna de Trump proviene del burdel que fundó su abuelo

La actual fortuna de Donald Trump se gestó en el burdel que tenía su abuelo, Bloomberg / El Economista 27/10/2016:
   
La fortuna del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, no tiene su origen en los negocios inmobiliarios del magnate, en sus casinos o en sus beneficios del 'reality show'. Según Gwenda Blair, que ha reconstruido la historia de la familia Trump de las últimas tres generaciones, todo comenzó cuando el abuelo del multimillonario emigró desde Alemania, llegó a Canadá y montó un bar restaurante y un prostíbulo.

Blair señala que Friedrich Trump se fue de Alemania a los 16 años con poco más que una maleta, llegando a Nueva York para trabajar como peluquero. Después de pasar por Seattle y la extinta Monte Cristo, la fiebre del oro de finales del siglo XIX le llevó a Bennett, en la Columbia Británica (Canadá). Allí, junto con su socio Ernest Levin, construyó el Arctic Restaurant, que se promocionaba como el mejor equipado de la ciudad. Este municipio era lugar de tránsito para los buscadores de oro, y el restaurante-lupanar de Trump, como tantos otros negocios similares, aprovechó la afluencia habitual de mineros.

Una carta en el diario Yukon Sun el 17 de abril de 1900 advertía de que el local suponía un alojamiento excelente para los hombres, pero que las mujeres debían evitarlo porque escucharían cosas "repugnantes" que herirían sus sentimientos pronunciadas también por personas "depravadas de su propio sexo".

La ciudad de Bennett dejó de ser un enclave estratégico de paso de mineros cuando se construyó una vía de tren entre Skagway (Alaska) a Whitehorse, lo que facilitaba el viaje a los buscadores de oro, que ya no pasaban por la ciudad del local de Trump. En consecuencia, Trump se llevó su negocio a Whitehorse, de donde finalmente se fue en 1901.

Friedrich Trump intentó regresar a su Kallstadt natal, pero no pudo recuperar su nacionalidad germana, por lo que regresó a Nueva York con sus riquezas, equivalentes a algo menos de medio millón de dólares actuales. Con estos fondos se financiaron las primeras inversiones inmobiliarias de la familia Trump en el estado de la 'Gran Manzana', que más tarde aprovecharían tanto su hijo Fred como su nieto y candidato presidencial Donald.

Por su parte, el magnate que ha llegado a disputar la carrera por la Casa Blanca afirmó a The New York Times que la investigación de Blair es "totalmente falsa", y apunta en sus memorias que su abuelo era sueco.