martes, 11 de julio de 2017

España, fértil en venenos

Iberia... venenorum ferax, dice Horacio en su quinta oda. ¿A que tiene razón? Horacio pinta a una espantosa bruja, Canidia, antecedente de la Celestina en cuanto que prepara filtros de amor, pero Ericto, la famosa nigromante que describe alguien que sí es hispano, Lucano, es aún más terrible. 

El peor veneno es la envidia, defecto que nos caracteriza según Unamuno, como la intolerancia lo era para Galdós, estrechamente asociado a ella: España es un hervidero de venenos.