viernes, 20 de abril de 2012

Munición para negarse

No; nanay; nones; naranjas de la China; nunca; nada; jamás; quiá; ca; y un carajo; de ningún modo, manera y forma; en absoluto; excúseme; en otro momento; tal vez otro día o mañana; más tarde veremos; ya se verá; no hay que generalizar; no siempre hay que hacerlo así; sí pero no; por supuesto que no; nada de eso; imposible; no puede ser; tampoco; jamás en la vida; menos aún; es menos; por Dios que no; vive Dios que no; voto a Dios que no, juro que no; no ha lugar; desestímese; su solicitud queda archivada; lo siento; lo lamento; que pena, no puedo; cierto que no; ni siquiera; en la vida; en mi vida; ni la menor idea; ni puta idea; ya me gustaría; en forma alguna; se me da un ardite, perra gorda, minucia, futesa, nimiedad, nonada, fruslería, insignificancia, nadería, menudencia o bagatela, pequeñez, tontería, niñería, trivialidad, ápice, pito, comino, higo, bledo, piniento, ardite, bobada, pico;  y un pepino; y un jamón; ni una miga, ni migaja, ni pizca, ni pico, partícula, fragmento, brizna, chispa, pellizco, punto, gota, bledo, mota, esquirla, resto, residuo, remanente; ni las sobras, ni rastro, es impropio, desafortunadamente no, qué va, para nada, no me interesa, no hay qué dar, Dios le provea, cierto que no tengo, yo me holgara,  no hay un cuarto, qué más quisiera, ya me gustaría a mí, para qué, no voy a decir que sí; no, no y no; que no; requeteno; requeteque no; me niego; me niego rotundamente; me niego en redondo; me niego en redondo y en cuadrado; me niego en redondo, en cuadrado y además rotundamente; no niego que digo que no, es más, lo afirmo; no (me) jodas; no (me) jorobes; no me digas; no sé; no sé qué decir; me es imposible, no me es factible, no puedo hacerlo, no tengo los medios, no he podido, puedo ni podría; jamás en la vida; da igual lo que digas: no; qué más da; renuncio; rehúso; lo dejo; abandono, me piro, me niego, lo ignoro, ya veré, "veremos" dijo un ciego, ya se verá, quién sabe, reniego, ya responderé, lo analizaré y estudiaré y ya veremos, debo darte largas, es inevitable, lo prohíbo, por cierto que no, no, por cierto, ya se contestará oportunamente, negativo, va ser que no, pides demasiado, es demasiado pedir, no hay modo, manera ni forma, no lo afirmo, no lo afirmo ni lo niego, claro que no,  Gracias por el detalle, pero me veo comprometido a decir que no: y le daré mis razones. Sin duda empezaría con agradecerle el halago de haberme tomado en cuenta para ser parte de una relación que desafortunadamente no llegaría a prosperar por contar sólo con el interés de una de las partes, aunque consideraría oportuno invitarle a cenar para aclarar este extremo y dejar bien claro mi verdadero interés hacia usted como una amistad dejando sentado que mi negación es caballerosa y fiel a una dama tan linda como usted, de forma que mi sinceridad se mantenga a salvo de cualquier mala interpretación. No dudo... pero, Es cierto... sin embargo; Le he escuchado con mucho interés, porque me han dicho que usted es una persona seria... pero debo contestar que no, y le daré mis razones. No me voy a dejar llevar. No me parece serio, es arbitrario, no no veo claro, no podría comprometerme a fondo, no tengo tiempo, me falta tiempo. necesito tiempo, creo que será mejor que busques a otra persona, tengo un compromiso anterior, otro lo podrá hacer mejor, por ahí hay muchos que sin duda lo harán mejor que yo, no quiero saber nada, lo siento, pero he aprendido con el tiempo y por las malas que no debo..., no quiero perder el interés de una persona tan maja como tú, que me ha dispensando un aprecio que no merezco, pero... yo te quiero mucho, pero como amigo, y... no quiero ser grosera, cruel ni fría, no herir tus sentimientos, ni pisotear tu corazón... no te rebotes, es que no puedo, no sé hacer las cosas sin querer, no sé si seré sensato, sólo sé que me cuesta un rato hacer las cosas sin querer, no tengo ganas, tengo otras prioridades, ahora tengo que marcharme, me han llamado hace un momento; ay, que pena, precisamente ese día tengo...; no quiero seguir por obligación lo que ya no puedo seguir por amor; necesito tiempo para no hacer nada; pienso en ti como en mi hermano, hay una ligera diferencia de edades, no me atraes de esa manera, mi vida ya es demasiado complicada, tengo novio, no salgo con gente del trabajo, no es culpa tuya, es mía, quiero concentrarme en mis estudios, carrera o lo que sea, tengo que cuidar de mi padre enfermo, soy célibe, me veo impotente, seamos amigos, lo siento, en serio, pero no puedo, voy a pensarlo, prefiero estar solo, no me evado, no lo dejo para otro día, no finjo ni disimulo, no me explico ni doy razones: es que no quiero, y santas Pascuas; vas muy deprisa; eso hay que considerarlo más despacio; ¿por qué crees que debería decir que sí?, no tengo motivos, tengo clase de budismo, tengo clase de kárate, he quedado con fulano, mengano y zutano; si te digo que sí perengano se va a enfadar; no quiero estar a malas con fulano; ya me las tuve tiesas con ese, no puedo; tengo que recoger a mi mujer, tengo el estómago revuelto, a esa hora tengo médico, hacienda me reclama, debo rezar el rosario en la Adoración Nocturna, no te quiero dar falsas esperanzas, estoy cansado, me muero de cansancio, no estoy motivado, me duele la cabeza, estoy molido, ayer no dormí y hoy no tengo cuerpo, qué se le va a hacer: no puedo, ahora divirtámonos y luego lo vemos más despacio ¿vale?, no está la señora, ha salido, no tengo cambio, no tengo suelto, búscame mañana, vuelva usted mañana, ¿y si me equivoco?, nunca me toca la lotería, eso es un engañabobos, no es práctico, voy corto este mes, hacienda me ha sacudido con la porra, tú no tienes una hipoteca como la mía, si sigo así voy a tener que pedir a Cáritas, estoy limpio como una patena, ni en sueños, no me vaciles, te aseguro que no, no lo resistiría, eso no hay cuerpo que lo aguante, qué va.


Sin duda, tantas letras tiene un sí como un no.