martes, 19 de junio de 2012

Final de partida

Cuando uno ve cercano el fin de curso, también ve llegar "formidable y espantoso" algo así como su propio fin, su "postrer día". Los alumnos están acelerados y crueles y los profesores también. Ser profesor es un oficio en que se comienza siendo muy responsable y se termina siendo muy irresponsable, por puro cansancio, hartura y estrés. "Enséñales o sopórtalos", Marco Aurelio dixit, al borde de la decadencia del Imperio Romano; hoy podemos saber qué hizo Marco Aurelio: lo sucedió un Cómodo. Sin duda habría que civilizar a estos bárbaros... pero son demasiados; nosotros, muy pocos. 

Esos chicos ya no eran, sino que son una cierta solución.