sábado, 9 de junio de 2012

Tres serranillas modernas.


Tres serranillas de Jorge Llopis. Tomado de Las Mil Peores Poesías de la Lengua Castellana. Con Nociones de Gramática Histórica, Rudimentos de Retórica y Poética y un Falso Florilegio de Poetas Laureados:




Serranilla Navideña


Por Navacerrada,
serrana yo vide
gorda e colorada.
Montaba un borrico,
vestía un refaxo
que exhalaba un rico
regustillo de axo;
corpiño e faldeta
teñida de azul,
con su camiseta
e su canesul.
Por Navaccerrada
mirela, mirela
con la mirada.
E yo colegía,
viendo tal primor,
que non la vestía
don Christián Dior .
Vila que partía,
e como un pelele,
por saber do iría
yo "le" preguntele :
Si marchas quiçás,
¿do irás, girasol?
¿Do vienes? ¿Do vas?
¿Do, re, mi, fa, sol?
Non "me" contestome
mas la su mirada
desencuadernome.
Hoy es Nochebuena
-dixe- serranilla,
e tengo una cena
con pavo e morcilla.
Darete el asado
que te he susodicho,
e un cerdo cebado
(con perdón sea dicho)
Darete unas sopas
que dan calorías,
e después tres copas
de González Byass .
Creo, en poridat,
que te ofrezco, niña,
buena Navidat.
"Otros la disfruten"
-dixo-, "caballero;
la cena es dabuten,
mas cenar non quiero.
Non por etiqueta
rechazo el yantar;
es que estoy a dieta
por non engordar.
"¿Non vendrás, chiquilla?
"Señor, non iré."
"Adiós, serranilla."
"Adiós, don José."
Por Navacerrada,
serrana yo vide
que non comía nada.


La Porqueriça de Matarredona (Serranilla catalana)




Cerca de Cardona
vi la Porquericça
de Matarredona.
Por senda boscossa
de cardos e ortigas,
la boca pastossa
y el cuerpo hecho migas,
hacia Badalona
por tierra caliça,
vi a la Porqueriça
de Matarredona.


Era colorada;
cruçaba sus manos,
mirando arrobada
a los sus marranos .
El campo, corona
puso de hortaliça
a la Porqueriça
de Matarredona.


Vestía un conjunto
-falda e pantalón-
y encima, de punto,
un minifaldón,
¡Y estaba tan bona,
que díxele: "Atiça!
¿Sois la Porqueriça
de Matarredona?"


Díxele: "Nenita,
saldremos de farra,
comeremos truita,
pan e butifarra.
Por Santa Madrona
que estáis muy rolliça,
linda Porqueriça
de Matarredona.


Después llevarete
hasta el Llobregat,
y a beber darete
en la Font del Gat.
¡Oh maca e bufona
ponte tu pelliça,
y ven, Porqueriça
de Matarredona!"


Dixo la su boca:
" ¡Basta el devaneo,
que no exerço, loca
esse pluriempleo!
E non es buscona,
nin çorra, nin iça
esta porqueriça
de Matarredona."


Mas entonces, biçco
al verla enfadada,
le aticé un pelliçco
en plena muslada.
Pero la bribona
con porra maciça
diome una paliça
en Matarredona.


Serranilla Estival


Muy cerca de Osorno
passaba yo un día
de mucho bochorno.
Mi boca quemada,
ansiossa de fresco,
seca suspiraba
por un buen refresco.
Dentro de una zanja
que hallé de ocasión,
pedía naranja, pedía limón.
De forma ridícula,
passaba yo un día
de mucha canícula.
Como flor loçana
de aquel mediodía,
vide una serrana
que hacia mí venía.
No era nada zafia;
su cuerpo era sano,
e un bolso de rafia
llevaba en la mano.
Con mucho calor,
serrana yo vide
que iba en bañador,
De lastex extraño
era la su estofa,
y el gorro de baño
como una alcachofa.
La noté tan fría
de cabeça a pies,
que me parescía
doña érsula Andréss
El pecho cual horno,
fablé a la serrana
muy cerca de Osorno
Ofrecí llevarla
en mi bicicleta,
para ansí mostrarla
toda la Meseta.
Le dixe: "Muñeca,
sube al sillín, y hala".
Díxome: "Soy sueca
e nascí en Upsala."
Con pena e bochorno,
perdí a mi serrana
muy cerca de Osorno.