lunes, 31 de agosto de 2015

Harán una serie televisiva con la novela de Dick El hombre en el castillo

La produce Amazon; ya exhibió en enero el episodio piloto, con un éxito formidable, por cierto; así que rodaron diez episodios más de la primera temporada y por ahí ya circula un avance, promo o trailer. Es El hombre en el castillo (The Man in the High Castle), y empezará a mitirse en EE. UU. el 20 de noviembre. Adapta el único premio Hugo de Phillip K. Dick (de 1962, el año en que nací), una versión alternativa ambientada en esa década en que las fuerzas del Eje ganaron la II Guerra Mundial y dividieron Estados Unidos en dos zonas ocupadas por Alemania y Japón y controladas por gobiernos títeres; en las montañas rocosas hay una especie de zona neutral o estado tapón. También en esa realidad hubo guerra fría, pero entre dos superpotencias distintas: Japón y Alemania. Los que tienen sangre judía deben ocultarlo para evitarse problemas. 


Este argumento es parecido al de Patria (1992), de Robert Harris, pero es que Harris se inspiró en este clásico de la ucronía y llevó esta visión a Europa y a un entorno policíaco. Advertiré al curioso lector o lectora que en esta realidad alternativa existe el autor de una novela utópica que describe la, según nosotros, verdadera posguerra mundial. Dick escribió cada capítulo según lo que le dictaba aleatoriamente el I ching. No les voy a hablar de Dick, un autor que para algunos estaba zumbado y para otros (Stanislaw Lem, por ejemplo) era un genio. El consumo de LSD le hizo estragos pero también le dio unas cualidades un tanto extrañas: por ejemplo, tuvo la visión de que su hijo padecía una determinada enfermedad mortal, lo llevó a varios médicos que dijeron que no y por fin uno se dio cuenta de que el zumbado autor estaba en lo cierto: un caso de precoginición. Salvó la vida a su hijo. Si eso al menos fue cierto, otras ideas suyas, como la de que somos meramente información y que el imperio romano todavía no ha caído habrá que tomárnoslas, por lo menos, con mosqueo. Dick escribió también la novela en que se inspira una de las mejores películas del siglo XX, Blade runner, dirigida por Ridley Scott. Pues bien, Ridley Scott es uno de los productores de la serie.

Como es lógico, espero esta serie con impaciencia y quizá no me decepcione. El avance o trailer que ya se ha visto parece interesante.