sábado, 30 de julio de 2016

Entrevista a Jodie Foster

Custodio Pastor entrevista a Jodie Foster: "Hay una conexión peligrosa entre medios y finanzas", en El Mundo 8/07/2016

No habla español, pero lo entiende perfectamente. Hacía tiempo que no pisaba Madrid, una ciudad que Jodie Foster conoce bien. "He pasado grandes momentos aquí", admite. Al preguntarle por su sitio favorito no lo duda: El Retiro. "Una vez me quedé dormida allí". La ganadora de dos Oscar lo suelta con pasmosa naturalidad. Centrada en la dirección, ahora presenta Money Monster, su cuarta película y se estrena hoy. Se trata de un thriller con George Clooney y Julia Roberts como el presentador y la productora de un programa televisivo de economía que asalta en directo un joven enfurecido que ha perdido todos sus ahorros.

¿Todos somos víctimas de las estafas financieras?

No soy política ni portavoz de nadie, simplemente hago cine. Creo que la película plantea muchas preguntas como ésa. Hay una extraña conexión entre tecnología, finanzas y los medios de comunicación que es muy peligrosa. A partir de 2008, con la crisis hipotecaria, fue la primera vez que muchas personas abrieron los ojos sobre lo que es el sistema financiero.

"El gobierno no hace nada, nos roba en nuestras narices", se escucha textualmente en la película. 

"Estuvimos dos años y medio trabajando en el guión. Quería que los personajes fueran deseados para los actores", dice. No quiere profundizar en la crítica al sistema. Elude las preguntas en ese sentido asegurando que "la película habla por sí misma".

¿Le costó convencer a George Clooney y Julia Roberts?

Cuando George dijo que sí todo se aceleró, todo fue muy rápido. Cuando fichas a una estrella todo va sobre ruedas. Le dije a George que se lo contase a Julia. Cuando ella aceptó me sentí muy contenta. Tienen una química juntos que no se puede explicar. Me gustó preparar con ellos el papel, hablar con ellos sobre sus personajes. En el rodaje es diferente. Cuando digo "Acción" ya les dejo solos, que puedan volar.

¿Es cierto que quiso ser directora antes que actriz?

Sí. Siempre quise ser directora, desde los 6 años. Pensaba que no iba a ser posible. A los 27 años pude dirigir mi primera película.

Debutó como directora de cine en 1991 con El pequeño Tate, que también protagonizó. Cuatro años después dirigió su segunda cinta, A casa por vacaciones, que también produjo y para la que convenció a Holly Hunter, Anne Bancroft o Robert Downey Jr. No volvió a dirigir una película hasta 2011, cuando presentó El castor, protagonizada por Mel Gibson y ella misma. Más recientemente, Jodie Foster debutó en televisión dirigiendo capítulos de Orange is the New Black y House of Cards. Su trabajo fue reconocido con nominaciones en los Emmy y los premios del Sindicato de Directores (DGA). "Hay que saber evolucionar y cambiar con los tiempos. Ahora las narrativas nuevas están en la ficción televisiva. Yo me adapto", explica.

¿Hacia donde quiere llevar su carrera?

Quiero centrarme de lleno en dirigir, actuando de cuando a cuando. Dirigir me da más. Es muy frustrante ser solo una pieza del rompecabezas. Dirigir hace que tengas voz sobre una película, que se traslade tu visión, tu firma.

¿Por qué cree que la industria del cine está dominada por hombres?

Es muy complicada la respuesta. Llevo 50 años en la industria y antes solo te encontrabas en los rodajes a mujeres como maquilladoras o en vestuario, pero la cosa ha ido cambiando con los años. Hay más mujeres dirigiendo, aunque en Hollywood las mujeres como directoras apenas se ven.

Presentó 'Money Monster' en Cannes, donde dijo que Pedro Almodóvar es uno de sus referentes.

Sí, me encanta su cine. Ha ejercido una gran influencia sobre mí porque combina el humor con una emoción profunda. Creo que él consigue meterse dentro de los personajes, dentro de las mujeres. Es muy infrecuente que un hombre lo consiga.

Protagonista de películas como Taxi Driver o El silencio de los corderos, Jodie Foster recibió hace dos años el premio Cecil B. DeMille a toda su carrera. Ni mirada impenetrable, ni actitud distante, ni displicencia. Orgullosa de su última película, cree que lo que une a su filmografía como directora es su mirada. "Mis películas son muy humanistas. Creo que el mundo irá a mejor, creo en el potencial de la gente. Creo que la gente quiere cambiar y puede cambiar. En la película George Clooney encarna esa posibilidad".