lunes, 25 de junio de 2012

Angelitos.


Carolina García, "Un vídeo del acoso a una monitora de autobús desata las donaciones en la Red. La campaña lanzada en apoyo de la estadounidense Karen Klein consigue recaudar unos 400.000 euros en dos días", El País, Washington 22 JUN 2012.

Esta semana ha sido inusual para Karen Klein, una monitora de autobús con 23 años de experiencia que hasta ahora era una mujer anónima fuera de las fronteras de su barrio, Greece (Nueva York), pero que, muy a su pesar, ha terminado convirtiéndose en una sensación en YouTube y ya es conocida mundialmente. En un vídeo de 10 minutos de duración que han visto casi cuatro millones de personas, se observa cómo cuatro adolescentes de unos 13 años, estudiantes de la Escuela Secundaria Athena, en los suburbios de Rochester, le acosan reiteradamente durante el trayecto del autocar. Aunque la monitora, en un principio, intenta ignorar los insultos, la mujer termina con lágrimas en los ojos. “No tienes familia, todos se mataron porque no querían estar cerca de tí”, argumenta uno de los chavales durante tan desagradable episodio -el hijo de la mujer se suicidó hace 10 años-.

Minutos después de la publicación del documento en Internet por parte de uno de los adolescentes pariticipantes en el altercado, las reacciones no se hicieron esperar. La más notable, ha sido una campaña solidaria lanzada para ayudar a la monitora a conseguir "un buen descanso" de su trabajo. “Vamos a proporcionarle a Karen Klein unas vacaciones”, dice el eslogan.

Tras dos días de campaña en la Red -aún quedan 28-, el futuro económico de esta mujer  parece un poco más cómodo. Hasta este viernes, la iniciativa, publicada en el sitio web Indiegogo, había recaudado más de medio millón de dólares (unos 400.000 euros). Una cifra que nadie esperaba, ya que, en un principio, el objetivo era conseguir 5.000 dólares. Prueba más que superada. "No espero ver nada del dinero, sería demasiado bonito", ha asegurado Klein en una entrevista a la cadena CBS.

No tienes familia, todos se mataron porque no querían estar cerca tuyo”, argumenta uno de los chavales. Desde el comienzo del vídeo, esta monitora veterana intenta ignorar los insultos. “No tenéis nada más agradable qué decir”, menciona. Los chavales, envalentonados por estar en grupo, le avasallan llamándole “gorda” y diciéndole frases del tipo: “te vas a morir”, “te voy a dar una hamburguesa del McDonalds para que explotes” o “queremos tu dirección postal para ir a buscarte”. Al final, y tras 10 minutos de acoso, la incomodidad de Klein es obvia. “Dos son unos tarados y los otros dos son manzanas podridas”, ha repetido la mujer en varios medios de comunicación estadounidenses.

La mujer, además, ha asegurado en el programa de la cadena NBC, Today Show, que necesitó de mucha fuerza de voluntad para no responder a las burlas y que sobre todo, está "muy sorprendida por el apoyo recibido”. Para muchos, este vídeo enseña que el bulling en las escuelas no solo ocurre entre estudiantes.

Este jueves, el documento provocó, en redes sociales como Twitter y Facebook, un debate online improvisado sobre los “matones” promovido principalmente por los habitantes del barrio neoyorquino en el que reside Klein. La discusión causó un gran aluvión de opiniones en la que la gente exigía un duro castigo para los jóvenes.

Dos son unos tarados y los otros dos son manzanas podridas”, ha repetido la mujer en varios medios. Las autoridades de Greece aseguraron que la monitora no iba a interponer ninguna denuncia contra los jóvenes. “Los muchachos han llegado a recibir amenazas de muerte. Hemos requisado sus móviles y había más de 1.000 llamadas perdidas y más de 1.000 mensajes de texto recriminándoles lo ocurrido. Tienen 13 años y esto tiene que acabar", aseguró el capitán de la policía del distrito a la agencia Associated Press.

De momento, dos de los alumnos han pedido disculpas a la mujer, disculpas que la mujer no ha aceptado. Los padres de los alumnos implicados han mostrado su pesar a Klein y han asegurado que hablarán con sus hijos sobre lo sucedido y que estos serán castigados. Uno de los adolescentes, Josh, ha emitido un comunicado diciendo: "Lo siento mucho por la forma en que te traté. Cuando vi el vídeo no podía creer lo que hice. Lo siento por ser tan malo y nunca volveré a tratar a alguien de esa manera"

La conciencia contra el acoso escolar sigue creciendo en Estados Unidos, una lucha que en pocos meses se ha desplazado de las aulas a la misma Casa Blanca. La administración de Barack Obama ha lanzado este año una campaña de prevención contra el bulling. Se estima que unos 13 millones de estudiantes, lo que representa un tercio del total, sufren este tipo de vejaciones en este país. El pasado mes de abril, la película documental "Bully" mostró esta problemática mediante el seguimiento de cinco menores en el transcurso de un año escolar.